Feria de Julio en Valencia

Un poco de historia

Allá por el siglo XIX, Valencia en el mes de julio se quedaba vacía de gente pues todo el mundo buscaba el fresco de otras zonas. Surgió entonces la idea de realizar una feria de productos variados para animar Valencia. De este modo, en 1871 se celebró la primera feria que se inauguró con una brillante cabalgata, pabellones y venta de productos. Más tarde en 1891 se añadió la primera batalla de las flores, el último domingo de julio. Las personas que van en las carrozas adornadas de flores y los asistentes al desfile se lanzan flores unos a otros a modo de incruenta, colorida y aromática batalla campal.

Este es el origen de la Feria de Julio, que ha ido creciendo y evolucionando día a día. Desde hace ya bastantes años cuenta con conciertos por toda la ciudad, castillos de fuegos artificiales, tómbolas, norias. Lo más importante de la feria es su variada oferta cultural desplegada por todos los barrios, incluyendo la noche de los museos.