Fallas de Valencia

¿Quién no ha oído hablar de las Fallas de Valencia? Pero, ¿las has vivido? Si quieres una experiencia única e irrepetible vente a disfrutar del arte, el fuego, el ruido, la pólvora, la música, la tradición más auténtica y el carácter de un pueblo cordial, generoso y amable. Ven y disfruta, ¡ché!

Origen e historia de las fallas

Las fallas tienen su origen en un ritual pagano para festejar la llegada de la primavera. El equinoccio de primavera más tarde se cristianizó y pasó a celebrarse el día de San José.

Antiguamente los artesanos trabajaban en invierno a la luz de un candil que colgaban de un palo al que llamaban ‘parot’. El «parot» era una especie de candelabro de madera. Al llegar la primavera y alargarse las horas de luz, quemaban los ‘parots’ en una hoguera y también restos de madera de su trabajo del invierno. Esto lo hacían el día de San José que es el patrón de los carpinteros. Luego vistieron al ‘parot’ con telas y poco a poco, con los años, le fueron dando una apariencia humana. Así surgieron los ‘ninots‘.

 Fallas | Fallas: arte y sátira | Fallas: la mascletá