Basílica de los Desamparados

En esta basílica está la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, los valencianos le llaman cariñosamente «la Geperudeta» que significa «jorobadita». Esto es porque la imagen de la Virgen se hizo para ir tumbada sobre los féretros de los ajusticiados, de los naúfragos y de los desamparados, para darles protección en su último viaje. La imagen llevaba un almohadón para apoyar la cabeza por eso al ponerla erguida, su cabeza queda hacia delante.

El segundo domingo de Mayo se hace el «Traslado de la Virgen«, la Virgen se traslada a la catedral llevada a hombros por los Eixidors, mientras miles de devotos se apretujan gritando «Guapa», «Vixca la Mare de Déu»… pasan niños volando sobre las cabezas de todos y que son alzados para tocar a la Virgen. El verdadero milagro ocurre cuando después de tantos años te das cuenta de que la Virgen nunca ha caído al suelo e increíblemente, todos los niños que pasan de mano en mano sobre la multitud para que toquen a la Virgen, han vuelto volando de nuevo a manos de sus padres.