Puente de la Trinidad

El Puente de la Trinidad o de la Trinitat, es el más antiguo de la ciudad, está realizado en piedra y fue construido en 1402. Tenía unas esculturas que fueron derribadas en el asedio carlista de la ciudad en 1823 y se reemplazaron en el año 1947 por las de San Luis Beltrán y la de Santo Tomas de Villanueva, que estaban en el Puente de San José. Este puente va a parar al Monasterio de La Trinidad, de ahí su nombre. El puente tiene 9 arcos apuntados de estilo gótico y tiene dos escaleras para bajar al lecho del río.

Por aquí hay cuatro campos de fútbol y enfrente está el Palacio San Pío V, que es Museo de Bellas Artes de Valencia.