Portal de Valldigna

[Mapa interactivo] [Barrio del Carmen] [Lugares de interés en Valencia]

Portal de Valldigna

C/ Portal de Valldigna, 12 • Valencia

Foto del Portal de Valldigna

Haz click sobre las miniaturas para ampliar y muévete con las flechas
Foto deL Portal de Valldigna Foto deL Portal de Valldigna Foto deL Portal de Valldigna Foto deL Portal de Valldigna
Si quieres ver las fotos en grande, ver álbum en Picasa: Álbum de fotos del Portal de Valldigna

El Portal de Valldigna es uno de los pocos restos de muralla árabe que se conservan. La puerta se abrió para que sirviera de comunicación entre los barrios cristiano y árabe y fue retirada el año 1400.

Su nombre se debe a una casa ya desaparecida, "Casa de la Valldigna", que era una propiedad que tenía en Valencia el Real Monasterio de Santa María de la Valldigna (Simat de la Valldigna).

Sobre el portal hay una reproducción del retablo original dedicado a la Virgen que fue colocado el año 1589 y que representa al rey Jaume II en el momento de la fundación del Monasterio de la Valldigna y que concedió a los monjes. La reproducción actual es de los años 60.

En la leyenda escrita al lado del retablo puede leerse el siguiente texto: Nostra Dona de la Bona Son, pregue por nos, Portal de Valldigna.

Padre El Padre Jofré protegiendo a un loco. Pintado por Joaquín Sorolla en 1887
"El Padre Jofré protegiendo a un loco".
Pintado por Joaquín Sorolla en 1887

En 24 de febrero de 1409, el padre Jofré defendió a las puertas del Portal de la Valldigna a un loco que estaba siendo apedreado por un grupo de niños. Este acto fue inmortalizado por el pintor valenciano Joaquín Sorolla en 1887. El padre Jofré siempre defendió a los disminuidos psíquicos que eran considerados como embrujados, y construyó el primer hospital del mundo para enfermos mentales en 1409, el Hospital de Inocentes, de los locos y orates, (Dels inocents, dels folls y de Orats).

"Oíd: que habéis de haceros tan furioso,
que todo el mundo por furioso os crea.
Tiene Valencia un hospital famoso,
adonde los frenéticos se curan
con gran limpieza y celo cuidadoso.

Si aquí vuestros peligros se aventuran,
y os encerráis en una cárcel destas,
creed que de la muerte os aseguran..."

"Los locos de Valencia" de Lope de Vega